notas técnicas

COMOS MRO

 

Utilizar COMOS MRO para reducir costos

El fuerte gasto de mantenimiento en las organizaciones, el desabastecimiento de repuestos en los almacenes para atender una parada de planta, el pobre uso de herramientas para analizar el gasto, el incremento de repuestos sin movimiento en los almacenes, los esfuerzos de reducción de gastos, la aplicación de estrategias de mantenimiento no alineadas con el negocio, la poca integración entre áreas, la escasa información estructurada en los sistemas de información ERP, hacen ver que la gestión del concepto, Mantenimiento, Reparación y Operaciones – MRO, brindan un gran potencial para establecer ventajas competitivas optimizando las compras y la gestión de inventarios.

La gestión de MRO implica la eficiencia operativa y la confiabilidad de los equipos al más bajo costo y con una calidad aceptable. Se orienta a la optimización integrada de los costos de las organizaciones, al integrar las funciones de abastecimiento, producción, mantenimiento, inventarios y tecnologías de información, en una sola cultura de MRO, con el objetivo de capturar ahorros, mejorar los controles de caja y la rentabilidad de las organizaciones a medida que aumenta su posición competitiva en mercados cada vez más exigentes. 

Esta gestión MRO adquiere un rol más importante aún si dentro de su estrategia de implementación se considera algún ERP (Planificación de Recursos Empresariales). El ERP tiene una estructura modular, que integra las áreas funcionales de la organización en un solo bloque, se convierte en el aliado perfecto de la gestión de MRO.

Dentro de la Plataforma COMOS de SIEMENS , se encuentra la Familia de Productos COMOS Operations , y allí es donde encontramos la solución: 
Con COMOS MRO (Mantenimiento, Reparación y Operaciones), todos los aspectos de la gestión, planificación, organización y la documentación de planta se lleva a cabo en un solo sistema.

Algunos de los Beneficios:

  • Integración completa del sistema para una mejor precisión de planificación
  • Reducción al mínimo de tiempos improductivos.
  • El alto grado de automatización reduce el esfuerzo administrativo.
  • La planificación optimizada reduce la necesidad de stock de materiales.
  • La identificación mejorada de los puntos debiles reduce la tasa de falla
  • La modificación individual de las medidas reduce los costos de mantenimiento.
  • La alta eficiencia conduce a un período de amortización más corto
  • La integración con un ERP (Enterprise Resource Planning), permite la adaptación, la supervisión y el control de los recursos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *